La lacra de las listas de espera en residencias

LinkedIn Pinterest Tumblr +

Desde 2006 y hasta día de hoy, julio de 2019, en Cataluña han muerto un total de casi 103.000 personas dependientes antes de que el PIA (Programa Individual de Atención) haya resuelto su situación en un centro geriátrico. De estos 103.000 fallecidos, desde la resolución de su grado de dependencia, murieron 36.000 al cabo de los 3 meses de la resolución.

En una respuesta parlamentaria a una pregunta del Partido Popular, el conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Chakir El Homrani, ha explicado que desde la entrada en vigor de la ley ha habido 686.320 solicitudes de valoraciones iniciales de grado de dependencia y 502.500 procedimientos iniciales de PIA abiertos.

Por supuesto, desde el sector de atención a personas con dependencia de tercera edad, sabemos que los esfuerzos de la Administración catalana no son reales porque se han desviado muchas partidas presupuestarias a fines que no deberían haber sido subvencionados con dichas partidas. Dicho esto, la realidad es que la lentitud y mala adecuación de los “evaluadores”, a la hora de valorar la dependencia de los usuarios beneficiarios de plaza pública, hace que las listas de espera se eternicen y que, en muchos casos, el beneficiario fallezca antes de poder ingresar en plaza pública de residencia.

Si bien es cierto que es una situación que se reproduce desde la misma aplicación de la Ley de la Dependencia en el año 2007, los políticos que tenemos deberían gestionar los recursos de manera adecuada para poder dar solución a los problemas que van surgiendo o que van cambiando a lo largo de los años.

Esta situación hace que la salida inmediata sea el acceso a la plaza privada, a la espera que la Administración les conceda plaza pública. Por lo tanto, cada vez el usuario mira más y compara más entre residencias, sus servicios, sus instalaciones y los precios. Como es lógico, la competencia se hace cada vez más dura y competimos hacia “ganar una plaza llena”, a veces, por unos pocos euros de diferencia. Por esta razón, es del todo necesario mantener la calidad en el servicio prestado, a unos costes muy contenidos.

Desde Durán y Durán Abogados te ayudamos a encontrar ese equilibrio entre calidad, coste y precio para que tu cuenta de explotación esté sana y que, frente a los bancos o frente a necesidades de inversión, el acceso al crédito sea mucho más sencillo.

No lo dudes, en caso de necesitar consejo, contacta con nosotros, somos compañeros de sector.

Hector Durán Cruz

Consultor Operacional de Empresas Sanitarias y Sociales en Durán & Durán Abogados

Compartir

About Author

Hector Durán

Consultor Operacional ESS (Empresas Sanitarias y Sociales)
Duran & Duran Abogados
www.duranyduranabogados.com

Comments are closed.